El noviazgo es una zona muy confusa para muchos en cuanto a derechos se refiere. En algunos noviazgos inclusive se demandan derechos que solo un matrimonio puede gozar, o inclusive que ni en un matrimonio se deben exigir. Por eso creemos importante para desarrollar noviazgos alternativos que estén bien claros los derechos que corresponden a una relación en etapa de noviazgo.
¿CUÁLES SON MIS DERECHOS?
1. Fidelidad
Una relación de noviazgo es exclusiva, es un compromiso que hace una pareja de renunciar a establecer intimidad de pensamientos y emociones con cualquier otra persona del sexo opuesto mientras dure la relación. Por supuesto esto incluye cualquier forma de intimidad física. Un novio o novia que no puede poner límites en el noviazgo a otras relaciones, difícilmente lo podrá hacer estando casado(a)
2. Lealtad
El noviazgo es una relación donde se comparten emociones y pensamientos a otro nivel. Y por lo tanto debe de haber una lealtad y confidencialidad de lo que se exponga dentro de la relación aun después de que esta termine. Lo que tu novio(a) te haya contado en privado no es tu derecho de hacerlo público. La única excepción es aquello que esté sucediendo en la relación o en la vida de la persona que ponga en peligro la integridad espiritual, emocional o física de alguno de los dos y esto solo se debe de compartir en mutuo acuerdo y con alguien que tenga la facultad para ayudarles.
3. Atención a la Relación
Al entrar en una relación de noviazgo, ambos están acordando dedicarse tiempo con frecuencia elevando la prioridad de la relación por encima de amistades y hobbies. Ambos deben de acordar una frecuencia sana para pasar tiempo juntos semanalmente sin que esto perjudique las responsabilidades de cada uno, como la universidad o el trabajo. Tampoco debe de perjudicar sus otras relaciones interpersonales principales como la familia o su relación personal con Dios.
4. Respeto
Ninguna relación puede funcionar se no hay respeto. El ser novio(a) de alguien no te da la autoridad para lastimarlo u ofenderlo con palabras agresivas o con burlas mucho menos con agresiones físicas. Tú y tu novio(a) son dignos de respeto y dignidad, tienes el valor que te dio Jesus en la Cruz.
5. Honestidad
Para que cumpla su propósito, en el noviazgo debe de haber una clara honestidad entre ambos. Las mentiras son un mal fundamento para cualquier relación. La mentira habla del temor de ser quien somos realmente delante de la otra persona, lo que es una forma deshonesta de presentarte a ti mismo(a) para ser considerado(a) como un esposo(a)
6. Metas
Dado que hay un compromiso de dedicarle tiempo a la relación, también debe de haber un propósito para ella y metas específicas en cuanto a tiempo para llevar la relación al matrimonio. Demasiadas relaciones de noviazgo quedan en el limbo sin una clara definición de rumbo, lo que es una pérdida de tiempo y emociones para ambos.
¿CUÁLES NO SON MIS DERECHOS?
1. Controlar el tiempo de la otra persona
No es tu derecho controlar la vida de tu novio(a), si no estás de acuerdo en cómo maneja su tiempo y sus prioridades entonces tal vez no sea una persona con la que tengas un verdadero potencial de unidad.
2. Controlar sus otras relaciones
Los seres humanos somos relaciones y necesitamos de otras relaciones, además de la romántica, para poder vivir una vida balanceada. Un noviazgo jamás debe de ponerse primero que una relación con los padres, con los hermanos, en dado caso, con los hijos. También necesitamos el pasar tiempo con amigos del mismo sexo para pulirnos y apoyarnos mutuamente. Un noviazgo que destruye amistades sanas es un noviazgo tóxico.
3. Controlar sus decisiones
Ni siquiera el Espíritu Santo puedo controlarnos sin nuestro consentimiento, sin embargo, en muchos noviazgos existe un control en la toma de decisiones de uno al otro. Que va a estudiar y en donde, En que va a trabajar, a que reuniones va a ir, inclusive en que actividades de la iglesia puede participar o en que creer. Si no estás de acuerdo en la forma en la que la otra persona toma sus decisiones, no trates de controlarla, más bien decide si sus decisiones van para el mismo rumbo que las tuyas.
4. Intimidad física
La intimidad física fue creada para vivirse a plenitud dentro del pacto matrimonial. Es donde tiene todas las consecuencias positivas y ninguna de las negativas. Incurrir en intimidad física con tu novio(a) es tomarte un derecho sobre el esposo(a) de alguien más aún que seas tu en el futuro. La única forma de estar seguro que él o ella será tu esposo, es cuando él o ella ha dicho “Si Acepto” delante de Dios y de sus testigos. Para las mujeres, si tu novio no tiene los pantalones para casarse contigo, tampoco tiene negocio en tus pantalones.
5. Apoyo económico
Amar es compartir, pero ser novio(a) de alguien no te da derecho a usar sus recursos materiales o a pedirle dinero para resolver tus problemas económicos. Es terrible ver noviazgos donde después del rompimiento quedan deudas económicas pendientes entre ellos. Si tienes problemas para ganar o manejar el dinero tal vez debería ser algo en lo que te deberías de enfocar antes de entrar a una relación.
6. Protección
Por último, tu novio(a) no está obligado a llevarte y traerte cuando lo necesites o sacarte de cada problema en el que te metas. Los dos miembros de la pareja aun dentro de un noviazgo está bajo la cobertura y protección de sus padres no de su novio(a). Y aunque se pueden apoyar mutuamente, cada uno debe de tener la suficiente madurez funcional para no depender de su novio(a). Depende de alguien con el que no tienes un compromiso de matrimonio te puede obligar a estar en una relación por los motivos equivocados.
 
¿Qué opinas? Si te ha servido esta publicación es muy probable que a tus amigos tambien les sirva. Comparte la nota para que llegue a muchos ojos