La mayoría de nuestras frustraciones vienen de enfocarnos en lo que no tenemos. Y esto ocurre cuando empezamos a voltear a los lados y ver lo que otros si tienen. Las redes sociales tampoco ayudan. Nuestros amigos y familiares suben fotos de sus familias, de sus posesiones, de sus viajes, de sus comidas y al verlas podemos pensar: ¿Porque yo no tengo todo eso? Pero esas fotos no muestran que esos amigos y familiares también se frustran por cosas que ellos no tienen y tal vez tu sí.

En nuestra mente luchamos con ideas como: ¿Por qué mi esposa no es como ella?, ¿Por qué no tenemos un carro bueno?, ¿Por qué él no me ayuda con él bebe como nuestro vecino le ayuda a su esposa?, ¿Por qué no tengo un trabajo tan bueno como el de mi amigo? Etc. De hecho, mucho de los conflictos en el matrimonio tienen por raíz una insatisfacción:

Santiago 4:1-2 ¿Qué es lo que causa las disputas y las peleas entre ustedes? ¿Acaso no surgen de los malos deseos que combaten en su interior? 2 Desean lo que no tienen, entonces traman y hasta matan para conseguirlo. Envidian lo que otros tienen, pero no pueden obtenerlo, por eso luchan y les hacen la guerra para quitárselo. Sin embargo, no tienen lo que desean porque no se lo piden a Dios.

La felicidad no se encuentra en alcanzar lo que no tenemos, (porque siempre habrá algo más que nos falte). La verdadera felicidad viene del contentamiento, de estar conscientes y agradecidos por lo que tenemos.

Hebreos 13:5-6 No amen el dinero; estén contentos con lo que tienen, pues Dios ha dicho: «Nunca te fallaré. Jamás te abandonaré» [a]. 6 Así que podemos decir con toda confianza: «El Señor es quien me ayuda, por tanto, no temeré.

Podemos vivir toda la vida frustrados con lo que no tenemos, o podemos observar lo que tenemos y con ello construir un matrimonio y una familia increíble. Es sorpréndete lo que sucede cuando hacemos un inventario de las bendiciones con las que contamos. Desde las bondades de nuestro(a) esposo(a) y nuestros hijos, hasta cada prenda de ropa, o las cosas que están guardadas en ese closet, que preferimos no abrir para que no se derrumbe todo sobre nosotros.

Esta semana iniciamos un nuevo reto para construir matrimonios indivisibles. Hacer inventarios de las diferentes áreas de nuestro matrimonio y familia con el fin de estar conscientes y agradecidos, pero también para usar lo que tenemos para construir cosas mejores y alcanzar los proyectos que nos hemos propuesto como matrimonio y como familia para el 2016. Tal vez el secreto de alcanzar lo que no tienes, es poner atención en lo que si tienes y hacerlo crecer.

MÁS BLOGS PARA MATRIMONIOS:

¿Los mismos errores de siempre?

Todos deseamos resultados diferentes en nuestra vida. En algún lugar de nuestro corazón se alberga la esperanza de que nosotros si triunfaremos, que nosotros no sufriremos los mismos fracasos de nuestros padres o amigos.  Cuando menos lo pensamos, estamos viviendo las...

Balas

Muchas veces decimos perdonar las faltas que nuestro cónyuge pero guardamos el registro en un cajón de nuestra memoria para uso posterior, como si fueran balas que almacenamos por si acaso. Traer esas ofensas pasadas al presente es muy útil...

Educación continua

Casi toda profesión necesita un proceso de educación continua para mantenerse actualizado y relevante en su profesión. Los que no se toman el tiempo de seguir aprendiendo, llega un momento donde pierden la efectividad en su trabajo y quedan...

¡Quiero una aventura!

(ESTE ARTÍCULO ES SOLO PARA PAREJAS CASADAS) La mayoría de las relaciones inician de manera excitante, dos personas que se ven y sienten mariposas en la panza, o una de ellas que, a base de esfuerzo y creatividad, conquista el corazón de la otra. El primer...

Mi esposo es adicto a la pornografía

La impresión al descubrir que tu esposo consume pornografía puede ser devastadora para tu forma de verte a ti misma, a tu esposo, y a tu relación. Los sentimientos que emergen al enterarte de esta vida oculta de tu esposo pueden ir desde la tristeza hasta la furia...

¿Te resulto útil esta información?