Inevitablemente seremos atacados como matrimonio por problemas difíciles de superar que pondrán a prueba la fuerza de nuestra fe, fundamentos y cohesión como pareja. Es por eso que las pruebas son oportunidades para crecer más en unidad.

Amados hermanos, cuando tengan que enfrentar cualquier tipo de problemas, considérenlo como un tiempo para alegrarse mucho porque ustedes saben que, siempre que se pone a prueba la fe, la constancia tiene una oportunidad para desarrollarse. Santiago 1:2-3

3 TIPOS DE REACCIONES A LOS PROBLEMAS

  1. Uno huye del problema mientras el otro se queda a enfrentarlo solo.
  2. Ambos buscan culpables tomando posturas defensivas, atacándose mutuamente y evadiendo responsabilidad.
  3. Se unen para enfrentar el problema juntos hasta las últimas consecuencias.

CONVIERTIENDO PROBLEMAS EN OPORTUNIDADES DE UNIDAD

  1. IDENTIFICAMOS EL PROBLEMA

Antes de determinar causas y culpables, primero ambos tienen que reconocer que hay un problema que tenemos que enfrentar como una unidad. Si solo es un problema para mi esposo(a) también es un problema mío.

Alguien que está solo puede ser atacado y vencido, pero si son dos, se ponen de espalda con espalda y vencen; Eclesiastés 4:12

  1. ORAMOS POR AYUDA Y DIRECCIÓN A DIOS

Luego llámame cuando tengas problemas, y yo te rescataré, y tú me darás la gloria». Salmos 50:15

  1. RECONOZCO MI RESPONSABILIDAD EN EL PROBLEMA

Identifico lo que yo hice o dejé de hacer para que apareciera el problema y acepto mi responsabilidad con mi cónyuge.

Los necios se burlan de la culpa, pero los justos la reconocen y buscan la reconciliación. Proverbios 14:9

  1. BUSCAMOS SOLUCIÓN EN LO QUE DICE DIOS EN SU PALABRA

Tu palabra es una lámpara que guía mis pies y una luz para mi camino. Salmo 119:105

  1. PEDIMOS CONSEJO A EXPERTOS.

No hay ninguna vergüenza en pedir consejo cualquiera que sea el problema matrimonial. Si no hemos dado juntos con una solución al problema, pedimos consejo a expertos en el tema, leemos libros enfocados al problema

Con buenos consejos los planes tienen éxito; no entres en guerra sin consejos sabios. Proverbios 20:18

 En común acuerdo escojan al experto al que le van a pedir consejo, eviten que sean familiares cercanos

  1. NOS APOYAMOS EL UNO AL OTRO PARA EL TRATAMIENTO DEL PROBLEMA

Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas. Eclesiastés 4:10

Asignen responsabilidades de acuerdo con las capacidades y talentos de cada uno. Cuando el problema haya sido causado por alguno de los hijos, entonces involúcrenlo también a el en la solución.

  1. AGREGAMOS CONTROLES PARA EVITAR QUE EL PROBLEMA VUELVA A RESURGIR
  • Identificamos con sabiduría nuestras vulnerabilidades que fueron utilizadas para que entrara este problema. Un problema de crédito causado por falta de contentamiento.

 Las decisiones sabias te protegerán; el entendimiento te mantendrá a salvo. Proverbios 2:11

  • Desisto del comportamiento que está trayendo problemas para que no se agraven.

Benditos los que tienen temor de hacer lo malo; pero los tercos van directo a graves problemas. Proverbios 28:14

  • Nos alejamos de todo aquello que estaba causando el problema.

Rechazaré las ideas perversas y me mantendré alejado de toda clase de mal. Salmos 101:4

 

¿Cuál es tu tendencia cuando azota un problema a tu matrimonio?, ¿huir, atacar a tu pareja, o atacar al problema juntos?

¿Has abandonado a tu cónyuge cuando más te necesitaba?

¿Cómo puedes ser un mejor apoyo para tu esposo(a) en medio de los problemas que están enfrentando?

 

Te envitamos a leer nuestro artículo: ¿Qué es lo que tenemos?